Los ciegos ante el ser trascendente

“Los ciegos para el Ser pasan incluso por ser los únicos que ven de verdad.”
Martin Heidegger

viernes, 28 de marzo de 2014

Desmoralización



Cuando al ser humano le falta la energía superior, que es lo que sustenta en lo más profundo nuestra psique, lo que nos da fuerzas y consuelo interior, todo es posible en cuanto a degradación moral y de toda la personalidad.

Es como si descendiésemos a planos energéticos y de vida inferiores donde rigen otras reglas contra nuestra naturaleza y donde lo pasamos mal y nos lo hacen pasar mal. Y todo esto sin abandonar el mismo entorno físico, social...

Aparentemente la vida es la misma. Nada ha cambiado. Sigue funcionando la gravedad y sale el sol cada mañana, pero, sin embargo nos va comiendo interiormente lo que Ortega y Gasset llamaba "desmoralización".

Es una componente humana energética y ética a un tiempo. Es una situación difícl de superar. Sólo se logra salir de ella cambiando nuestro comportamiento vital de un modo fundamental.

Esta situación proviene del egocentrismo. Es la clave que nos hace descender energética y éticamente; si no inmediatamente, sí a medio o largo plazo con total seguridad. Es cuando, en lugar de perseguir la auténtica solidaridad y unión, la ayuda mutua, el no ambicionar sino lo que honradamente tenemos y compartirlo con los demás, se persiguen los principios del tener, poder y valer que Ricoeur citaba como el fundamento de toda degeneración humana.