Los ciegos ante el ser trascendente

“Los ciegos para el Ser pasan incluso por ser los únicos que ven de verdad.”
Martin Heidegger

viernes, 19 de septiembre de 2014

Ecología y ética


Para mí, el núcleo de la concienciación ecológica está precisamente en que no hay que dejar de polucionar solamente cuando no tenemos más remedio por propia supervivencia o economía o cuando la fuente de energía está cara.

Debemos tener tal conciencia ecológica y de amor a la evolución, al planeta, a la humanidad y a las evoluciones mineral, vegetal y animal, que junto a la nuestra están en este planeta, que procuremos en todo instante y con todos nuestros medios no contaminar y no alterar esta evolución.

Andar hasta un kilómetro con el pequeño chicle envuelto hasta poder tirarlo en el sitio adecuado. Ver a un caracol en la carretera y pararse a ponerlo al margen sobre las matas, no levantar una piedra en el campo porque debajo estén anidando pequeñas larvas, reciclar los elementos que salen de nuestra vida en el hogar cada uno en su contenedor; recoger una pequeña pila en la calle porque son tremendamente contaminantes, contribuir con internet a difundir en todas parte la mentalidad de salud en la alimentación y en la cura natural de enfermedades, denunciar los abusos de las grandes farmacéuticas y las leyes contra la naturaleza y la humanidad que subsisten.

En fin, cuando todo esto se tenga claro y no nos tengan que obligar ni decir nada para hacerlo seguramente avanzaremos en este camino.

Voy más lejos: no contaminar con malos sentimientos y pensamientos el campo de "respiración" de la humanidad pues esto produce a la larga guerras y daños tremendos de todo tipo... en fin, para qué seguir, creo que se comprende la profunda conciencia que debemos desarrollar y hacerlo activamente porque queremos el Bien, así con mayúsculas y sin distinciones.